×

CÓMO FUNCIONA

1 Envíanos una petición de presupuesto a través de la web.
2 Te informaremos de la mejor opción para tu negocio.
3 Contrata y disfruta.

CONTACTO

Lunes-Viernes 9:00 - 18:00
659 906 617

¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

CREAR MI CUENTA

Ahorra o NuncaEficiencia EnergéticaPaga Sólo lo que Consumes

AHORRA O NUNCA

20/03/2020

Gastrocloud dispone de una colaboración con un especialista del sector de la eficiencia que nos va a cubrir un estudio energético para conseguir ahorro. El estudio es 100% gratuito. Pensando también que en la reapertura querremos tener los mínimos gastos para recuperarnos lo antes posible.

 

 

En hostelería, los datos dicen que, el tercer gasto más importante es la energía. Gastamos energía a diario estando abiertos o cerrados. No podemos dejar de consumir: cámaras, alarmas, sistemas de protección, consumos fantasmas de todos los aparatos enchufados...

Con el estudio se revisará la factura de consumo, las penalizaciones y el tipo de potencia contratada. Según estos datos se busca en el mercado de la energía una compañía que sea más favorable a la que tenemos actualmente y comprar la potencia a precio cerrado por un año. Así no hay estimaciones. También nos pueden ayudar a no producir penalizaciones y la factura bajará. Y mucho.

 

Las ventajas de hacer el estudio personalizado y gratuito son muchas:

 

  •  Comprar lo justo y necesario
  •  No tener penalizaciones en la factura
  •  No pagar facturas estimadas
  •  Alertas de picos de consumo
  •  Teleactuación
  •  Telemedida

 

Es tan sencillo como enviar la foto de la última factura. 

Ejemplo gráfico:

Si compramos un barril de cerveza, irremediablemente al servirla sale espuma. Pero nosotros compramos cerveza, no espuma. La espuma es un subproducto del consumo. En el caso de la energía nos cobran la cerveza y la espuma que se crea de cada cerveza. Esto es debido a que el grifo es para cerveza y si hay espuma funciona peor. Y resulta que además, cada vez que sale espuma nos penalizan, y eso que siempre va a salir. Conclusión: tenemos que producir menos espuma.

 

En nuestro local se estima algo llamado la Potencia Aparente que va consumir el local: luminarias, cámaras, lavaplatos, microondas… Nosotros diariamente consumimos la Potencia Activa, la exacta y precisa que usa un aparato para funcionar, pero irremediablemente crea la Potencia Reactiva, la que nos penaliza. La activa sería la cerveza y la reactiva la espuma.

 

 

 

 

 

Al pagar por la Aparente nos cobran la Activa y la penalización, la Reactiva. A mayor potencia contratada, más reactiva produciremos. Si tengo una potencia industrial pagaré un precio bajo pero puedo generar más reactiva.

 

¿Solución? Desde comprar aparatos nuevos con una eficiencia tipo A++ que no producen apenas reactiva, o controlar mejor la energía que consumo. Comprar la energía exacta que necesitaré y poner un aparato que absorba la reactiva.

 

Sube tu factura

Haz una foto de tu factura y le haremos un estudio gratuito para ayudarte a ahorrar.

Lord Kelvin
"Lo que no se mide no se puede mejorar"

ESTIMACIÓN DE CONSUMO

Vamos a intentar comprender cómo funciona el consumo para bajar este gasto al mínimo siendo lo más eficiente posible.

 

La energía que pagamos en nuestro establecimiento es una estimación de consumo. Lo que llaman Factura Estimada. Tras un histórico de consumo se suma cada 2 meses y se estima en función de los 2 meses anteriores. Marzo y abril se pagarán en función de enero y febrero.

 

Las potencias tienen nombres complejos, no nos se explican las diferencias, se cobran por tramos con diferentes nombres y al final en la factura no entendemos nada. 

 

El factor de potencia perfecto es 1, el peor es 0. Esto se refiere a que recibo una unidad de energía y la consumo entera. Perfecto, pero esto nunca es así. Se pierde energía por calor, por mala instalación, porque es antigua

Si nuestro factor de potencia es bajo, también nos penalizan en la factura.

Hay aparatos que son resistencias (un radiador) y hay aparatos que producen un trabajo (un motor). Una cámara produce un trabajo en forma de frío. Cuando trabaja no consume toda la energía (calor, ruido, vibración...) y el sobrante se canaliza de vuelta a la instalación.

La energía eléctrica avanza y al llegar a un motor se consume parte y lo demás, como un rebote, vuelve por donde vino. Esto se llama Energía Reactiva. Digamos que fluye en dirección contraria lo que afecta a la red por la que venía y hace que la red funcione peor. La empresa que suministra energía cobra toda aquella reactiva que emite mi cámara y lo suma al coste de la que le estoy comprando para que la cámara funcione.

Una instalación poco eficiente tiene un factor de potencia bajo. Lejos del 1 perfecto, cerca de 0. Lo que se traduce en: Compro energía, consumo una parte y devuelvo la que no usé, pagando por devolverla.

Instala tu propio contador

Dentro de los costes fijos de la energía está el alquiler del contador. Es obligatorio tener uno, lo que no nos han dicho que el contador no tiene por qué ser de la compañía sino que puede ser mío. Si es mío tengo acceso a mi consumo exacto y consumir en función de las horas. Así no nos cobran estimadas sino exactas. Si estoy cerrado bajo a potencia más baja para gastar poco y tener muy poca reactiva, o nada con un condensador que la absorba.

Si falla un aparato y se dispara el consumo puedo poner una alerta que me avise. Puedo incluso conectar una batería para comprar energía en el tramo más barato y tirar de la batería cuando esté trabajando a máximo rendimiento. Puedo medir, saber y decidir. 

 

Podemos ver el consumo en directo, por días, horas, meses… Podemos controlar como consume un local, las horas que más demanda suponen, las horas que menos, si hay algo consumiendo sin saberlo... Todo desde mi móvil.

Midiendo exactamente el consumo pagaremos sólo lo que estemos consumiendo de verdad.

Con la teleactuación puedo controlar el local.  Control en remoto de mi negocio.

Por ejemplo, si enciendo todos los aires acondicionados a la vez creo un pico de consumo y una reactiva muy alta en un momento, lo que supone un coste muy alto. Si le digo al sistema que los aparatos arranquen por separado, en momentos distintos, uno detrás de otro ordenadamente, no tendré el pico de consumo ni de reactiva.

No tengo ni que estra en el local para controlar el proceso.

Conocer los datos de consumo, las horas pico, las horas valle, consumos excesivos, sobretensiones, bajadas de tensión... Los datos nos dan oportunidades de toamr mejores decisiones.

Un panel sencillo de comprender para poder saber. La información detrás de mi gasto.

Con un simple estudio se puede ahorrar hasta un 30% en la factura al mes. Al año es una ahorro inmenso. Con ese ahorro, los clientes lo que hacen es reinvertir en Led, baterias, condensadores… Para ser cada vez más y más eficientes. Ahorran y ayudan al medio ambiente.

Formulario de contacto
SUBIR